En la seguridad de las operaciones aéreas está presente un enemigo muy silencioso pero evidentemente mortal, y nos referimos a la FATIGA.

La OACI considera la fatiga como el estado fisiológico que se caracteriza por una disminución de la capacidad del desempeño mental o físico debido a la falta y/o malos hábitos de sueño o a periodos prolongados de vigilia y que puede deteriora el estado de alerta de una persona y su capacidad para ejecutar funciones vinculadas con la seguridad operacional.

La fatiga ocasiona una capacidad limitada de ejecutar tareas operacionales y puede ser considerado como un desequilibrio entre: el esfuerzo físico y mental de todas las actividades de vigilia y la recuperación de ese esfuerzo, es decir, cuando un individuo se encuentra en estado de fatiga actúa con una capacidad reducida, su proceso cognitivo es más lento y la capacidad de responder situaciones  es aletargado.

¿Y cómo es representada la fatiga? Simple, es una sensación de cansancio físico o mental, alteraciones fisiológica o cambio del desempeño, en el transcurso de la duración del tiempo de trabajo o de la hora en que es ejecutado, dependiendo de la hora en la que el individuo ejecute cierta actividad ya puede estar en estado de fatiga. 

¿Cómo se establece el nivel de fatiga bilógica? Existen algunos ensayos biológicos que pretenden establecer el nivel de fatiga, la mayoría son métodos invasivos, pero se enfocan en la parte muscular.

¿Cómo se establece el nivel de fatiga psíquica? No hay un método que la pueda medir ya que es subjetiva. Puede suceder que algún individuo físicamente no se sienta verdaderamente fatigado,  pero cabe la posibilidad que su fatiga psíquica sí sea considerable pero no percibida por el individuo.  

La fatiga es una sensación de cansancio que nos acompaña en nuestra vida diaria, pero al ser una sensación subjetiva, “Es muy difícil medirla”.

 

La fatiga no se puede medir, pero si se puede percibir, es decir, no puedo medir el nivel de la fatiga de un individuo en un momento determinado, pero si se puede percibir que está fatigado, observando como disminuye sus habilidades cognitiva, de toma de decisiones, el tiempo de reacción y de la coordinación de las fuerzas.

La fatiga altera el estado de alerta, la capacidad de concentración de atención, de ejecución de las tareas, y tiene influencia directa en el patrón de desempeño.

Se puede percibir la fatiga como una especie de cámara lenta, donde el individuo ejecuta sus actividades diarias en modo lento, es decir, el individuo que estando en estado de fatiga reacciona a estímulos normales o de emergencia en cámara lenta, ya que está afectada su capacidad de acción. Cuando se está en estado de fatiga, se lleva más tiempo en percibir los estímulos y por ende más tiempo en interpretar, entender  y de actuar.

La fatiga altera el estado de alerta, la capacidad de concentración de atención, de ejecución de las tareas, y tiene influencia directa en el patrón de desempeño.

Se puede percibir la fatiga como una especie de cámara lenta, donde el individuo ejecuta sus actividades diarias en modo lento, es decir, el individuo que estando en estado de fatiga reacciona a estímulos normales o de emergencia en cámara lenta, ya que está afectada su capacidad de acción.

Cuando se está en estado de fatiga, se lleva más tiempo en percibir los estímulos y por ende más tiempo en interpretar, entender  y de actuar.

Autor: MSc Manuel García

Instructor en Factor humano en aviación.

3 Comments

    1. Realmente es increíble como las aerolíneas con el afan de ganar dinero al máximo pasan desapercibido esta situación, saludos profesor Manuel

  1. Nos pasa bastante a los pilotos, pero realmente a veces no tenemos opciones, hay que trabajar hay que trabajar.

Leave a Comment