• resolucion
  • capacitacion
  • capacitacion desarrollo organizacional
  • Gerencia del cambio organizacional

¿Las buenas calificaciones garantizan el éxito?

Es muy común escuchar a padres y maestros afirmar a sus hijos y alumnos, las siguientes expresiones: ¡Debes obtener las mejores calificaciones para que puedas conseguir un buen empleo! ; ¡Sólo aquellos estudiantes que obtengan las mejores calificaciones, asegurarán su futuro! ; ¡Sí quieres ser alguien en la vida, debes sacar 20 puntos! ; ¡Estudiar es la única forma de ser exitoso! ; ¡Si obtienes bajas calificaciones, vas a trabajar recogiendo basura en la calle!

 

¿Cuántas veces has escuchado estas frases? Indudablemente éstas y otras frases motivaban a estudiar más y más, la idea es clara, los alumnos deben obtener las mejores calificaciones posibles y listo. Al conseguir una carrea universitaria  garantizaría un futuro prometedor. ¡Con los estudios, Sin duda alguna el futuro está garantizado!

 

¿Pero realmente obtener altas calificaciones en la escuela, en la universidad, garantiza éxito en la vida? , ¿Verdaderamente un título universitario te garantiza que seas una persona exitosa? , ¿Realmente eso es así?

 

Antes de seguir demostrando mi punto, quiero dejar en claro, que sí es necesario acudir a la escuela, a la universidad y obtener grandes conocimientos, y un título que demuestre tus competencias, por ejemplo: Sí quieres construir puentes y rascacielos, entonces debes graduarte de Ingeniero, evidentemente debes asistir a la universidad y graduarte. Indudablemente estudiar es necesario, para prepararnos para la vida, pero el sólo hecho de estudiar y ser el mejor de la clase, no garantiza el éxito.

 

Lo que garantiza el éxito a los niños, además de sus estudios, es su capacidad de identificar, gestionar y trasformar sus emociones y la de los demás, es decir, la garantía está en el desarrollo de su inteligencia emocional desde temprana edad.

 

Expliquémoslo de forma más sencilla: Tenemos un niño que tiene un Coeficiente Intelectual por encima de 130 (lo que llamamos niños Súper dotados), posee una capacidad lógico matemática impresionante, cuando está al frente de un computador es un mago, pero cuando se relaciona con otros niños de su edad no posee la capacidad de comunicarse de forma efectiva y afectiva, es abusado o abusador, pudiera ser violento para defender su posición, o por el contrario, pudiera ser víctima de abusos, ya que no tiene la capacidad de gestionar sus emociones y la de los demás niños, innegablemente la inteligencia emocional no está desarrollada en él.

 

Esos niños con alto coeficiente intelectual, sino se les incorporan herramientas de manejo de sus emociones, la inteligencia emocional, serán adultos retraídos e indecisos, arrogantes, y con poca capacidad de conseguir de la sociedad, aquello que le haga falta para alcanzar el éxito. Entonces, efectúo nuevamente la pregunta:

 

¿Realmente el coeficiente intelectual y las buenas calificaciones garantizan por si solo el éxito?

La respuesta es: para que un niño se pueda desarrollar en un adulto de éxito total, debe complementar sus estudios formales con un adiestramiento en el manejo de sus emociones, logrando identificar, gestionar y controlar sus emociones y la de los demás. ¿Qué esperas?

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar