• resolucion
  • capacitacion
  • capacitacion desarrollo organizacional
  • Gerencia del cambio organizacional

¿En qué invierte el tiempo un Gerente?

La clave del éxito de un gerente altamente efectivo radica en mantener la actividad operativa o “conseguir que el personal haga las cosas, y las haga bien”. En las organizaciones de este siglo XXI, las labores del gerente han evolucionado, desde la antigua noción del gerente como alguien con autoridad y cuya misión es “definir e interpretar normas y órdenes” hasta un concepto más fresco y moderno, en el que su función será crear un clima laboral que facilite el trabajo en equipo, la toma de decisiones a tiempo y en forma autónoma y la flexibilidad de la fuerza laboral extrema.

 

Múltiples investigaciones han concluido que la jornada de trabajo del gerente se divide en una serie de episodios diferenciados que apenas le permiten disponer de períodos lo suficientemente largos como para abordar, sin interrupciones, las tareas de planificación, de organización, de liderazgo y de control de la implementación de los recursos financieros e intelectuales de la firma.

 

Investigación observan que el gerente sólo dedica un 5% de su tiempo a tareas con duración superior a una hora. ¿Y cuáles son estas tareas y las actividades fragmentadas que realizan a diario los directivos? En una encuesta detallada, miles de directivos y ejecutivos identificaron las seis características básicas de su trabajo:

a) Gestionar el desempeño del empleado (supervisión),

b) Guiar a sus subordinados (enseñanza y capacitación).

c) Representar al personal a su cargo (apoyo),

d) Gestionar el desempeño del grupo (facilitación).

e) Asignar los costos (toma de decisiones),

f) Coordinar grupos interdependientes (colaboración).

 

Estas funciones de la gestión son comunes en todos los niveles de gestión de cualquier compañía. Lo que varía de manera significativa es la importancia relativa atribuida a estas tareas, así como el tiempo dedicado por los directivos a cada una de ellas, dentro de los diferentes niveles de la organización. Las investigaciones realizadas demuestran que las tareas a y b son las más importantes para los supervisores de rango inferior, las tareas, d y e son las que ocupan principalmente a los gerentes intermedios y, finalmente, la tareas f son las que monopolizan el tiempo de los altos directivos.

 

En otras palabras, todos los directivos y los ejecutivos realizan las mismas tareas, pero la importancia atribuida a cada una de ellas está relacionada con su nivel jerárquico en el seno de la organización.

En el futuro, el entorno de trabajo digitalizado logrará mucha mayor eficacia operativa. Las firmas con estructuras de control de la organización basadas en las nociones de orden y de control están cediendo el paso a otras que dan prioridad a los sistemas de gestión participativos y al proceso de empowerment (concesión de autoridad) del empleado.

 

Artículo Publicado en: Nueva Prensa de Oriente
 
Fecha: 23 de Octubre del 2017
 
Columna: Gps Empresarial

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar