• resolucion
  • capacitacion
  • capacitacion desarrollo organizacional
  • Gerencia del cambio organizacional

La Rumorología en la Empresa

¿Alguna vez te viste envuelto en algún rumor? ¿En cierta oportunidad algún rumor en la oficina fue de tanta magnitud que transcendió hasta tu hogar? ¿Colaboraste de forma voluntaria, pero sin ninguna intención, en algún rumor? ¿O simplemente querías una conversación interesante y le añadiste algo de picante?

 

Las relaciones en el trabajo están combinadas con el tráfico de rumores, pero ¿Qué es el rumor y cómo nace? Simple. Se trata de un fenómeno que aparece de forma inevitable cuando hay problemas importantes para los individuos y cuando existe ambigüedad o falta de información, también surge cuando las personas quieren formar conversaciones de interés, justo allí, en ese momento aparece el rumor, y a medida que transcurre se va creciendo y fortaleciendo. 

 

¿Cómo se reduce o controla éste fenómeno? Simple.

  1. Identifica a tiempo el rumor: Los rumores son muy comunes y se tratan de especulaciones sobre la administración y el futuro de la empresa, los empleados tienden a especular acerca del futuro de sus trabajos. Ejemplo: Los trabajadores perciben los bajos ingresos y las perdidas constantes de la empresa, inmediatamente surgen las siguientes interrogantes “¿Continuará la empresa?, ¿Despedirán al jefe?, ¿Cambiará el salario?” son preguntas que probablemente marcharán por los pasillos de la empresa. Una vez identificado el rumor se debe convocar una reunión e informar a todos los trabajadores sobre la situación real de la empresa, para evitar la desmotivación y la perturbación en el clima organizacional.
  2. Diagnóstica el rumor: es necesario diagnosticar si el rumor surge por falta de información, incertidumbre, dudas o su esencia es potencialmente maliciosa. ¿Cómo se determina eso? Simple, sí luego de realizar la reunión y aclarada la situación de la empresa, los trabajadores continúan con los rumores, la esencia es evidentemente maliciosa, es decir, viene preñada de una mala intención sobre la organización, en este caso debes dialogar con los empleados y procurar extraer las motivaciones que impulsan su mal comportamiento, ¡Recuerda! acá la intención no es castigarlo, simplemente es reorientar su actividad.
  3. Cuando el rio suena es porque piedras trae: el 50 % del rumor va cargado de situaciones reales, es decir, de cada rumor la mitad es verdad, y el otro 50% son añadidos picantes, sátiras y el roce muy personal de cada individuo que colabora en esparcir el rumor, que le dan ese toque especial. Lo importante está en detectar y analizar la información en su totalidad, sobre todo, no lo ignores. Si tienes problemas de rumores enfréntalo. Ignorarlo solo fomentará una cultura en la que futuros empleados creerán que es un comportamiento normalmente aceptado. Si ya sabes que existe este comportamiento en la empresa, abordarlo de inmediato, no lo dejes para mañana.
  4. Nunca participes: participar en rumores dentro de tu empresa aunque parezcan inocentes a simple vista; hacerlo te puede costar caro. Recuerda que es un elemento altamente corrosivo. ¡Qué esperas!
 
Artículo Publicado en: Nueva Prensa de Oriente
 
Fecha: 21 de Agosto del 2017
 
Columna: Gps Empresarial

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar